sofia
sofia

%AVATAR%

%LOGIN% %TIMESTAMP%

%COMMENT%

25 de fevereiro de 2024 às 15:27 29 views

sus cualidades no basten para retener a su “otro significativo”. De ahí la necesidad de controlar, intimidar y aprisionar. Un analista trabaja mediante su disponibilidad afectiva, su teorización flotante y lo que por comodidad llamamos “escucha”. En la clínica actual ese es un bagaje insuficiente. Debe aportar su potencialidad simbolizante, no solo para recuperar lo existente sino para producir lo que nunca estuvo. En muchos pacientes la demanda de análisis está sustentada en un sufrimiento casi intolerable, que implica para el analista un desafío. En estos casos, modificar la técnica no es capricho. El tratamiento es un encuentro, si no con la Libertad, al menos con una mayor libertad

 

 

 

 

 

 

que bello domingo

Subscriptions with local payment methods

Unlimited photos

Subscribe to Meadd