noesflow
noesflow
Visitors

Today: 20
Week: 20
Total: 30,297

badge

%AVATAR%

%LOGIN% %TIMESTAMP%

%COMMENT%

13 de maio de 2021 19 views

 

El capítulo final cerraba las historias de los seis: Ross le confesaba su amor a Rachel (y decidían quedarse en Nueva York y vivir de su sueldo de profesor de paleontología en lugar de ir a París en donde a ella la esperaba el trabajo de sus sueños en Louis Vuitton, para horror quienes revisitan la serie con los ojos de esta época); Phoebe, que ayudaba a Ross a detener el avión el que planeaba irse Rachel, ya había tenido su propia cuota de amor romántico: se casó bajo la nieve con Mike (Paul Rudd), muy cerca de Central Perk; Joey era el único que se quedaba soltero, aunque con un pollito y un pato; y Monica y Chandler adoptaban mellizos y se mudaban a los suburbios, un guiño a la propia lucha de la actriz para ser madre.

Medio siglo después del primer episodio, mucho se ha escrito –y se sigue escribiendo– sobre las bromas sexistas o gordofóbicas, un casting que no pasaría los actuales standards de diversidad, y un guión en el que es lógico que algunos gags, escritos hace veinticinco años, no hayan resistido al paso del tiempo. Aunque tampoco parece justo mirar a esos jóvenes de la Generación X como si hubieran pretendido ser modélicos: claro que Joey Tribbiani cosificaba a las mujeres, pero el chiste era en primer lugar sobre él mismo y sus limitaciones. Pensar hoy a Friends con corrección política, cuando sigue haciendo reír a millones que la siguen por streaming en todo el mundo, podría responderse con un argumento del propio Joey: “Es como la opinión de una vaca. No importa. Es muuu”.

 

Special