noesflow
noesflow
Visitors

Today: 23
Week: 89
Total: 31,171

badge

%AVATAR%

%LOGIN% %TIMESTAMP%

%COMMENT%

12 de maio de 2021 19 views

 

La primera que se puso a llorar en el set el 23 de enero de 2004 fue Kudrow (Phoebe). Siguieron Aniston (Rachel) y Cox (Monica). “Hasta ahí aguanté –contaría luego LeBlanc–. Pero cuando vi que David (Ross), que siempre había sido el más profesional, también lloraba, no pude más”. La escena tuvo que repetirse: hubo que maquillar a todos los protagonistas de nuevo. El que cambió el humor, como siempre, fue Perry (Chandler): “Bueno, vamos, ¿o quieren que nos despidan a todos?”, los alentó. Después confesaría al New York Daily que estuvo siete horas aguantando las lágrimas.

Muchas cosas terminaron ese día. Por lo pronto, una manera de hacer y ver televisión: la sitcom, un género ideado sin más intenciones que hacer reír desde la identificación, en capítulos cortos y semanales. Friends había sido la primera serie concebida y ejecutada con un reparto coral –si no lo creen, hagan la prueba y pregunten a los fans cuál es el personaje principal–. Los autores habían pensado originalmente en Phoebe y Chandler como “un poco más secundarios” y “que proveerían humor cuando fuera necesario”. Pero Kauffman y Crane se dieron cuenta rápidamente de que aportaban mucho más que eso: “Se volvieron centrales en el grupo”. Lo que hizo de la serie un éxito absoluto fue precisamente el talento y la química excepcional de todo el casting, y claro: que todos tenemos un grupo de amigos que son nuestra red.

 

Subscriptions with local payment methods

Unlimited photos

Subscribe to Meadd

Special